lunes, 15 de octubre de 2012

El castor Biber y el Lobito son amigos



Érase una vez, en un lugar muy, muy lejano, había un castor llamado Biber. El pequeño castor vivía en una preciosa casita rodeado de libros y cuentos, le gustaba mucho leer y por eso tenía tantos. Y también le gustaban mucho los niños, por eso todos los niños de los alrededores se acercaban a su casita a comprar libros y cuentos. Como tenía tantas visitas pensó que estaría bien tener algunos juguetes para los niños que iban a verle. Y así empezó a traer a su casita preciosos juguetes de madera para los pequeños. Al castor Biber le encantaba viajar, ¡era todo un trotamundos! Y en uno de sus viajes conoció a un Lobito al que también le gustaban mucho los niños y se dedicaba a coser y tejer cositas para los más pequeños en su taller. Los dos congeniaron muy bien y se hicieron buenos amigos. Al Biber le gustaron mucho las cosas que hacía el Lobito, así que pensó llevarse algunas cosas a su país para los niños que vivían allí. Y así fue como las cositas del Lobito llegaron a Luxemburgo, a la casita del castor Biber (Bicherhaischen). ^_^


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips